Conocer las DNS

Conocer las DNS

¿Alguna vez ha tratado de restablecer tu conexión a Internet por ti mismo? Si es así, entonces estarás familiarizado con los términos asociados. Para todos aquellos que no conocen muchos términos informáticos, hoy queremos de algo muy importante: las DNS. Esta palabra de la que habrás oído hablar significa Domain Name System. Sin entrar en demasiados detalles tecnológicos vamos a explicaros su importancia en el campo de la tecnología de Internet.

Los servidores DNS mantienen un registro de cada sitio web en Internet. Cada sitio web está asociado a una IP única (Internet Protocol) con un formato tipo DD.DDD.DDD.DD. Los servidores DNS no permiten perder de vista todos los sitios web en función a su dirección IP y del nombre del dominio. Sin embargo, a nosotros, como seres humanos nos resulta mucho más fácil recordar un sitio web por su nombre en lugar de por su número.

Naturalmente, tiene que haber alguna manera de conseguir solventar este problema. Aquí es donde entran en juego las DNS.  Cuando un usuario escribe en la barra del navegador una dirección Web, el equipo envía una solicitud al servidor DNS más cercano, que se asigna es decir, compara la cadena del dominio con su correspondiente dirección IP numérica. Una vez que se completa con éxito, el servidor DNS vuelve a dirigir al equipo a esa dirección IP en particular, después de que la página Web se abra en el navegador web.

Con millones y millones de sitios Web en Internet, puedes imaginarte la magnitud de la agenda de direcciones IP y la velocidad a la que los servidores DNS tienen que trabajar con el fin de garantizar una experiencia de navegación por Internet rápida y eficiente. Está claro que el ordenador que tenemos en casa tiene muchos más misterios de los que esperabas ¿verdad?

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*