Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

La definición de gestión de proyectos no ha cambiado demasiado desde que se comenzó a utilizar, pero si es cierto que hay aspectos que han cambiado para mejor, sobre todo a la hora de desarrollar cada apartado y convertirlo en un proyecto con un principio y un final.

El software de gestión de Wrike es una herramienta que hoy en día empresas conocidas a nivel mundial y de renombre utilizan. Hootsuite o PayPal son algunas de las más conocidas, pero lo cierto es que cada año más de un 30% de empresas integran un software de estas características. Hoy en día, el papel de un gestor de proyectos no es el de seguir unas directrices marcadas sino el de crear, conociendo las necesidades y características de su empresa y de sus clientes, un plan de proyecto desde el principio y controlando hasta el más mínimo detalle. Es cierto que los softwares de gestión han permitido que esto ocurra, añadiendo más responsabilidad al gestor de proyectos pero también dándole herramientas nuevas que facilitan el trabajo. Ya no son necesarias reuniones de equipo cada vez que surge un imprevisto o que algo cambia de la idea original, la comunicación es fluida y en tiempo real.

Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad
Infografía ofrecida por Wrike – Software Para Administracion De Proyectos

Otro aspecto importante que ha cambiado en lo que a gestión de proyectos se refiere es que un equipo no tiene que encontrarse en el mismo edificio, pueden estar en diferentes partes del mundo y, aun así, coordinarse a la perfección para que el proyecto cumpla con las fechas establecidas. En esto también pueden ayudar las herramientas de gestión de proyectos como la de Wrike, que permiten establecer prioridades, fechas de entrega, cálculo de riesgos y demás elementos indispensables a la hora de hacer la planificación de un plan de proyecto. Porque no olvidemos que sin una buena planificación inicial, un proyecto puede estar condenado al fracaso mucho antes de que haya comenzado a trabajarse en él.

En definitiva, podemos afirmar que el gestor de proyecto es un elemento imprescindible hoy en día en cualquier empresa, y debe de actualizarse constantemente, tanto en el mercado en el que trabaja como en lo que a herramientas se refiere.

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*